Publicidad
Portada

    

Israel Ramos: “Mi vocación por la madera fue por mi padre”

Domingo, 25 Octubre 2015 - 1:36pm
Sur
Upata
María Martínez

Israel José Ramos Aguilar de 70 años, nació en Villa de Cura, estado Aragua, es un artista que desde hace aproximadamente 20 años se radicó en la población de Upata, el arte por la madera la descubrió a lo largo de su vida, aunque inicio con algunos tropiezos, jamás se dejó vencer y luchó hasta lograr obtener una carpintería e iniciar la creación de sus obras que son reconocidas en la Villa del Yocoima y otros Estados del país.

Ramos comenzó a narrar su historia como inició en este arte, la cual viene a través de su padre quien era un ebanista reconocido en el estado Aragua. Dijo que se  desempeñó como mecánico de arma en la empresa Cavim en Maracay y en el año 1982 obtiene su liquidación e invierte en maquinarias e inaugura su primera carpintería en Villa de Cura, pero la falta de experiencia lo llevó a su primer fracaso.

Su inicio como ebanista fueron con mucho tropiezo, pero su esperanza y motivación lo mantenían luchando con su destino, ya que después de perder su primera carpintería se muda con sus dos hijos  y esposa a Barquisimeto, donde vuelve a invertir en otro establecimiento comercial, pero este lo pierde a través de un incendio que se registró, continúa experimentando y  el año 1.995 llegó a Upata.

En esta población comenzó a trabajar con la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), la cual le abrió las puertas y también le ofreció una gran experiencia y preparación en el arte de la madera. Ese mismo año se asoció  con Yadira Bolívar e inauguraron Stylos Carpintería Bolívar, la cual se encuentra ubicada en la zona Industrial Pedrozo del municipio Piar desde hace 20 años.

Estilo diferente    

Ramos comentó, que cuando iniciaron los trabajos en la carpintería trabajaba junto a tres ebanistas más, quienes comenzaron a laborar con la madera pero sin realizar la torneados, ni tallados sino con un estilo diferente y que fuera reconocido en el municipio donde quiera que colocaran cualquiera de las obras de arte que eran elaboradas en la mencionada carpintería.

La experiencia que adquirió Israel en la universidad la demuestra en cada una de las obras que se desarrollan en el referido lugar. Manifestó “lo que me gustó de este trabajo es que es algo exclusivo, cualquier artista no se dedica a esta labor y es algo muy admirado por la gente. Es un proceso mágico, el transformar un pedazo de madera que puede terminar en leña en algo bonito y dejar un producto que gusta mucho a tus clientes”.

El artista explicó, que no trabaja con el torno, ni tallado, pero si algún cliente quiere una pieza con ese tipo de modelo ellos buscan apoyo con otros carpinteros, ya que sus creaciones son líneas rectas y circulares que son desarrolladas en tres tipos de madera como: el pardillo, algarrobo, zapatero e inclusos compuestos como son MDF, melaminas y acabados de formicas que son transformados en camas, comedores y muebles.

Entre risas y conversación Ramos indicó, que con ayuda de una buena imaginación se puede lograr muy buenos trabajos. Además cuando se va a realizar una cama, mueble y otro tipo de mobiliarios, es de gran ayuda buscar el modelo real que desea el cliente, para que no existan errores, ni contratiempos, ya que es importante mostrar la labor que se desarrolla con cuidado y dedicación para evitar comentarios desagradables.

Dificultades para trabajar

En cuanto al trabajo como tal, considero que lo difícil es ir adquiriendo una buena técnica, ya que después  que se logran los trabajos se facilitan mucho y además de esto es muy complicado la consecución de la madera, porque este material y demás productos para trabajar están muy costoso y no se consiguen en los establecimientos comerciales de la localidad.   

Aunque no tiene formación profesional alguna en este tipo de arte, jamás se imaginó terminar con este negocio o crear algún mobiliario con sus propias manos, ya que desde muy niño no tuvo experiencia porque su padre no le permitía incursionar con madera, pero ahora sus  nociones del manejo de las herramientas se la debe a la UNEG donde aprendió todo sobre este arte.

Asimismo mencionó, que llegó a Upata con una maleta llena de sueños, porque quería conocer esta tierra y deseaba progresar para darles bienestar a sus hijos, quienes son profesionales y hoy en día le agradecen el resultado obtenido. Destacó, que se siente orgulloso de la profesión que descubrió con el pasar de los años, porque cuando niño no sentía vocación por el trabajo de la madera.

Sin embargo, esta profesión le ha otorgado grandes triunfos en su vida, porque a través de ella ha realizado exposiciones en diferentes partes del municipio y otras zonas del estado Bolívar, además sus obras de arte son reconocidas por grandes personalidades, quienes se sorprende de la manera como diseñan cada una de las piezas elaboradas en el taller Stylos Carpintería Bolívar.

Continúa adquiriendo conocimiento

Para el artista lo primordial en cualquier profesional es seguir investigando e innovando en sus especialidades, porque cada día reinventa y deben adquirir conocimientos para colocarlo en práctica, “sabemos que la situación económica del país es crítica, pero uno debe luchar por nuestros ideales y sueños, no podemos decaer, es necesario trabajar unidos para lograr resultados positivas a nivel personal”, apuntó.

Reconoció, que la carpintería no era su vocación pero a medida que fue investigando y conociendo esta rama se enamoró y hoy día se siente orgullo de ser un ebanista con mucho conocimiento y una técnica única que es notoria en cualquiera de las exposiciones donde ha participado, además sus obras son elaboradas con dedicación y esmero.

Concluyó, que en la actualidad existen algunos contratiempos para adquirir la materia prima, porque la madera se encuentra demasiada costosa y las demás herramientas de trabajo no están siendo distribuidas en las ferreterías de la localidad; sin embargo, ellos se las ingenian para poder ofrecer sus productos a su clientelas, quienes saben del alto costo que cancelan para poder elaborar estos trabajo. 

Ser emprendedores

El entrevistado culminó enviándoles un mensaje a todos los ebanistas “debemos ser emprendedores, porque un carpintero jamás debe sentir temor para elaborar cualquier tipo de trabajo, porque en la unión esta la fuerza y cualquiera puede extender una mano amiga para lograr los resultados deseados, el compañerismo es fundamental en esta profesión”.

Publicidad
Publicidad