Publicidad
Portada

    

Abatido “Miguelito” luego de asesinar cinco personas en bar El Jobo

Martes, 5 Septiembre 2017 - 7:44am
Sucesos
Tumeremo
Bladimir Martínez Ladera

Tumeremo.-Un delincuente conocido en los bajos fondos como “Miguelito”, murió tras enfrentarse a efectivos de la Guardia Nacional, después que se enconchó en una zona del sector Miguel Emilio Palacio de Tumeremo.

El supuesto enfrentamiento ocurrió pocos minutos después que José Miguel Pérez, acompañado de otros delincuentes jalaran de gatillo para matar a cinco personas en el interior del bar El Jobo de El Callao.

A la puerta principal del establecimiento quedó uno de los efectivos de la Guardia Nacional baleado y sin signos vitales, en tanto que en el interior del local cuatro personas más, entre las víctimas otro militar muerto y uno herido.

Testigos, enseguida identificaron al asesino como “El Miguelito”, líder negativo de Nacupay, zona minera de Roscio. Se tejen distintas versiones con respecto a la balacera en el interior del bar, una de ellas es que el pran minero provocó a uno de los guardias, situación que posteriormente culminó en un tiroteo.

Las víctimas quedaron identificadas como: sargento segundo José Antonio Escalona Acevedo, éste recibió un tiro en la cabeza y el pecho; sargento segundo Darwing Josúe Flores Zabala, presentó un disparo a la altura del cuello; sargento segundo Jaimes Jonathan Yépez, recibió una herida de bala a la altura del hombro derecho, Ray Grosser, recibió dos disparos en el brazo izquierdo y Richard Alfonso Rodríguez, dos heridas por arma de fuego en la espalda.

Después que “Miguelito”, acompañado de otros antisocial dieron muerte a estos ciudadanos, huyeron en vehículo, sin embargo, posteriormente es localizado, éste se negó a entregarse y la situación generó un tiroteo.

Pérez, cayó mortalmente herido y lo ingresaron enseguida al hospital José Gregorio Hernández de Tumeremo, en donde murió a los pocos minutos. Expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, levantaron una pistola en el sitio del aparente enfrentamiento que era propiedad del abatido.

 

Publicidad
Publicidad