Publicidad
Portada

    

Poblaciones del Sur padecen por falta de combustible

Viernes, 18 Agosto 2017 - 7:29am
Sur
Upata
María Martínez

Upata. La deficiencia de combustible en los municipios del Sur del estado Bolívar cada día se acentúa más, al grado que los fines de semana algunos conductores recurren al mercado ilegal para surtir sus tanques de gasolinas, dicen que las gandolas de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) no llegan a las diferentes estaciones de servicio que se encuentran a lo largo de la vía que conduce a Santa Elena de Üairen.

Trabajadores de las diferentes líneas de transporte público expresaron su inconformidad con los representantes de la citada empresa, aseguran no entender que está ocurriendo con la distribución del inflamable en esta zona de la región, así lo dijo Elías Salazar, quien a su vez notificó que el problema se agudizó a partir de marzo al grado que en ocasiones no ingresa cargas a Upata.

De igual forma afirmó, que taxistas y transporte público, entre otros servicios deben pagar a los trabajadores de los surtidores para evitar las largas colas y poner gasolina a sus vehículos que utilizan para obtener el sustento diario de la familia, porque de lo contrario pasan mucho tiempo en los alrededores de las bombas.

Miguel Jiménez, anexo que “aquí no existe control de nada. Cada día el problema del combustible se profundiza en Upata, no quiero imaginarme que están viviendo los conductores de Guasipati, Tumeremo, Dorado y otros municipios, hay demasiada corrupción en la distribución del inflamable, nosotros pedimos que envíen más gandolas para este sitio”.

Carecen del inflamable

Vía telefónica se obtuvo información de Javier Milano quien es conductor de la ruta extra-urbana del municipio Roscio y explicó, que en ocasiones las gandolas no llegan a esa región los fines de semana, por lo tanto deben madrugar en las estaciones de servicios para esperar el inflamable. Asimismo informó, que cuando no obtienen respuesta de los funcionarios de las bombas adquieren el producto de manera ilegal.

Continuo detallando que “desde Guasipati hasta Santa Elena de Uairen existe este problema, muchos choferes nos llevamos nuestro combustible para poder cumplir con la ruta, si ingresamos hacer una cola en Tumeremo pasamos hasta más de tres horas y ni hablar del Kilómetro 88, los venezolanos estamos sufriendo hasta para poder trabajar, es injusto lo que estamos pasando en nuestro país que es tan rico”.

Entre las expresiones que realizaban las personas que se encontraban en las largas colas que habían en los alrededores de las Estaciones de Servicios del municipio Piar, se pudo obtener, “uno de los grandes problemas es el tráfico de combustible hacia las zonas mineras, los talibanes son los primeros en surtir sus vehículos, aquí nadie puede denuncia porque la Guardia Nacional es cómplice junto a los trabajadores”.

 

Publicidad
Publicidad