Publicidad
Portada

    

El Caura en “Emergencia Epidemiológica” por el paludismo

Viernes, 14 Julio 2017 - 7:48am
Ciudad Bolívar
Información General
Redacción NPG

Ciudad Bolívar.-Un brote de paludismo azota a las poblaciones indígenas en el medio y bajo Caura, así como en el Alto Erebato, sin que a la fecha hayan llegado los respectivos tratamientos para atender ésta y otras patologías que afectan tanto a niños como adultos.

Así lo informó Saúl Alango Pinto, enfermero vacunador yek´wana de la comunidad de Karanakuni, en reunión sostenida con el director general del Centro de Investigaciones Ecológicas de Venezuela (CIEV), Alejandro Lanz.

En el encuentro, el líder indígena expresó su gran preocupación por el grave estado de salud de muchos hermanos con paludismo avanzado, así como infantes y niños con desnutrición, diarreas y vómitos severos.

De igual forma llamó la atención sobre el incremento en el nacimiento de bebés con capacidades especiales y autismo, presumiblemente por el alto grado de contaminación mercurial que presenta los ríos del alto y medio Caura, del cual, los aborígenes obtienen su principal fuente de proteínas –el pescado.

Para el director del CIEV, el sostenido avance de la minería ilegal en la cuenca de El Caura desde el año 2006 está presentando nefastas consecuencias en la salud de las comunidades originarias Yek´wana y Sanema que amenazan su supervivencia en estas tierras que, ancestralmente, han habitado.

“Problemas sociales de desplazamiento de asentamientos indígenas, Neo-esclavitud, prostitución, alcohol, drogas y robo sistemático de motores fuera de borda ha traído la minería ilegal en la que fuera catalogado como La última frontera natural de Venezuela: El Caura”, destacó con gran pesar Alejandro Lanz.

A pesar de su recién decreto como Parque Nacional, la explotación aurífera ilegal sigue incrementándose sin que nadie le pueda poner “la cascabel al gato”.

Según denunció Alango Pinto, han proliferado pistas clandestinas en el medio y alto Caura y Erebato con un sinfín de aviones de carga y avionetas con suministros y equipos mineros procedentes de los aeropuertos de Ciudad Bolívar y La Paragua.

“No comprendemos cómo, si están suspendidos los vuelos privados en los terminales aéreos de Ciudad Bolívar y La Paragua, siguen llegando vuelos a estas pistas clandestinas con grandes cargamentos para abastecer las dragas y equipos mineros de tierra en la cuenca”, cuestionó el ecologista.

Asimismo, Lanz escuchó con preocupación la información suministrada por Alango Pinto en la cual narra cómo hace dos meses las comunidades organizadas del Caura coordinaron presuntamente con la Gobernación de Bolívar el envío de una aeronave con la dotación de medicamentos para los ambulatorios indígenas del Alto, Medio y Bajo Caura y, a pesar de despegar el avión del Aeropuerto Tomás de Heres de Ciudad Bolívar –según se enteraron- nunca llegó a su destino.

“Qué pasó con los medicamentos que salieron para las comunidades indígenas se pregunta el enfermero vacunador del Alto Caura (…) solicitamos al gobernador Rangel Gómez, al Instituto de Salud Pública, el Instituto de Malariología, Salud Indígena y al Instituto Indígena del estado Bolívar, se realice la debida investigación sobre este caso que atenta contra la vida de muchos hermanos indígenas que se encuentran en un delicado cuadro de salud”, indicó Lanz.

De igual forma, líderes indígenas piden al general de División Alberto Bermúdez, jefe de la Zodi Bolívar y al Mayor General Jesús María Mantilla Olivera, jefe de la REDI Guayana, que realicen las investigaciones necesarias para desentramar el contrabando de víveres, combustible e insumos mineros que salen de los aeropuertos de Ciudad Bolívar y La Paragua para alimentar y potenciar las minas ilegales en El Caura. 

Publicidad
Publicidad