Publicidad
Portada

    

Preocupados padres de estudiantes detenidos en calabozos de Guaiparo

Viernes, 7 Julio 2017 - 9:40am
Sucesos
Guayana
Bladimir Martínez Ladera

Ciudad Guayana.-A pesar que el fiscal undécimo del Ministerio Público, solicitó al tribunal tercero de control, una revisión de medida que interpuso el juez Carlos Oronoz a los estudiantes aprehendidos por la Guardia Nacional, el abogado Eduardo Fernández, negó dicho pedimento.

Estudiantes de la Universidad Católica Andrés Bello, cumplieron 22 días presos, después que una comisión de la GN, los detuvo a bordo de una camioneta, propiedad de los padres de uno de los detenidos, en las cercanías del edificio de la Toyota en Alta Vista, Puerto Ordaz, Juan Carlos Urbani, progenitor de Juan Jesús Urbina, explicó que los universitarios fueron criminalizados por los uniformados de verde.

Los militares sembraron una serie de objetos para aprehenderlos y ponerlos a la orden del Ministerio Público. Padres de los imputados se hallan preocupados por sus hijos, actualmente se encuentran en uno de los calabozos del Centro de Coordinación Policial Guaiparos, ellos sospechan que puedan pasar mucho más tiempo de los 45 días que determina el Código Orgánico Procesal Penal para que se haga el acto conclusivo.

A Samuel Petit, los castrenses le colocaron explosivos, mientras que Sandino León Febres, era quien conducía la camioneta, Julio Otati, Juan Jesús Urbina y Noel Jiménez González, estudiantes de ingeniería de la UCAB, estaban abordo del auto, todos iban a estudiar para presentar un examen al siguiente día.

Confesaron progenitores de los estudiantes que se trató de una crueldad, también un acto premeditado y con alevosía lo que hicieron efectivos de la Guardia Nacional, contra sus hijos, por otro lado, la falta de honestidad del abogado Carlos Oronoz al administrar justicia.

Suponen que los guardias, solo necesitaban “incautos” para construir un expediente a Samuel Petit, quien es militante de Voluntad Popular, igual criminalizado por los castrenses. Dicen que ciertamente venían de la protesta, pero se trataba de algo pacífico y consagrado en la Constitución Nacional.

Padres de los procesados sienten miedo por la seguridad de los estudiantes, “aún más cuando este sitio es un lugar de reclusión para personas con problemas de conducta y no para ciudadanos que no tienen nada que ver con la ley”, acotó Urbina.

Urbina, acompañado de Celenis Segovia y Nora González, piden a los administradores de justicia que actúen con equidad y no con ensañamiento, como lo hicieron contra dichos jóvenes tras negarles medida cautelar sustitutiva de libertad con fiadores y mandarlos a la cárcel.

 

 

 

Publicidad
Publicidad