Publicidad
Portada

    

GNB reprime a estudiantes en Ciudad Bolívar y hasta gasearon un centro infantil

Miércoles, 14 Junio 2017 - 3:30pm
Ciudad Bolívar
Elías Rivas

La “Gran Marcha Universitaria” convocada para este miércoles por el Movimiento Estudiantil en Ciudad Bolívar, en rechazo al asesinato de Augusto Puga, culminó en una fuerte represión por parte de la Guardia Nacional Bolivariana, quien una vez más actúa de manera desproporcionada contra los estudiantes.

La intención de los jóvenes era concentrarse en la avenida Libertador, antigua Redoma Ruiz Pineda y de allí marchar hasta la Gobernación, punto que más tarde decidieron cambiar.

Durante el trayecto todo transcurrió con total normalidad, según reporte vía Twitter de los propios manifestantes, además, el testimonio que dio el diputado regional, César Ramírez, a este medio de comunicación.

De acuerdo con lo narrado por Ramírez, la marcha pasó por Vista Hermosa, Iglesia San Francisco, avenida 17 de Diciembre, donde está la sede del Partido Socialista Unido de Venezuela, Fiscalía y finalmente, Policía del estado Bolívar.

En el punto de llegada los estudiantes ofrecieron un discurso sobre cómo debe ser la correcta actuación de los organismos de seguridad y el rol que cumplen en la sociedad.

Incendios

Sobre el incendio a la casa del Psuv, Ramírez aseguró que los manifestantes nada tienen que ver con este atroz hecho, pues durante el recorrido pasaron por el frente “y hasta la ignoramos. No sabíamos que esa era la sede del Psuv”, dijo.

El diputado no dudó en acusar al gobernador de la entidad, Francisco Rangel Gómez, de haber ordenado la quema a esta sede para justificar la represión.

La Guardia Nacional Bolivariana sobre la 1 de la tarde, decidió acabar con la protesta callejera, por lo que activaron los gases lacrimógenos y perdigones, sobre todo en contra de estudiantes que se encontraban  manifestando en el Decanato de la Escuela de Medicina de la Universidad de Oriente.

Encapuchados

Tras estos ataques, se acentuó  la protesta en la capital del estado, ocasionando que encapuchados arremetieran contra la sede del comando policial del estado Bolívar, edificio que tuvo que ser evacuado, porque además, allí funciona el Centro Cultural Bolívar y la Orquesta Sinfónica.

Los gases lacrimógenos disparados por la GNB hacia el Decanato, alcanzaron al Centro de Educación Inicial Niño José Rafael Pocaterra, sin percatarse sobre la presencia de infantes en este espacio.

Testigos que presenciaron el hecho, confirmaron que al momento en que inició la represión, el maternal ya había desalojado a los alumnos y cerrado sus puertas por precaución.

De igual manera hicieron todos los comercios aledaños a esta zona que se vio fuertemente afectada por la inconcebible actuación de los organismos de seguridad del Estado. 

Publicidad
Publicidad