Publicidad
Portada

    

Aguas putrefactas convierten al Jardín Botánico en “bomba de tiempo”

Martes, 18 Abril 2017 - 8:03am
Ciudad Bolívar
Comunidad
Redacción NPG

Ciudad Bolívar.-En plena temporada de sequía, cuando el vital líquido se hace más escaso o el servicio de agua por tubería se vuelve irregular, aparece a la vista de transeúntes y residentes del Casco Histórico, un paisaje algo contrastante: Ver al Jardín Botánico del Orinoco inundado hasta su área de estacionamiento.

“Pero lejos de tratarse de una eventual fuga o ruptura de alguna tubería, la inundación es por aguas putrefactas, lo que genera una mayor preocupación para los habitantes del sector La Alameda y público en general que tenga que transitar por la zona”, advierte Alejandro Lanz, director del Centro de Investigaciones Ecológicas de Venezuela (CIEV).

Para el ecologista, la falta de atención a estas contingencias –la inundación lleva días y al parecer, la acción gubernamental se centra en esperar que el Sol de Semana Santa evapore todas las aguas negras-, conlleva a una peligrosa amenaza a la salud pública.

“La contaminación de extensas áreas con aguas servidas genera una contaminación que sobrepasa los malos olores, la muerte de la avifauna y flora de las 70 hectáreas del que fuera en décadas pasadas, el pulmón vegetal bolivarense y centro de investigación científica (…) está contaminación a cielo abierto está generando la proliferación de moscas principalmente, las cuales al posarse en alimentos, utensilios, juguetes o cualquier artículo del hogar; incrementará cuadros diarreicos en los niños, todo tipo de enfermedades en la piel y el hedor de estas aguas cloacales también empeorará cualquier problema respiratorio”, advierte el titular del CIEV.

Según se pudo conocer, las causas de la inundación del Jardín Botánico del Orinoco se debieron a que la estación de rebombeo de la Estación del Porvenir está inactiva.

“Al parecer ninguno de las bombas está operativa (…) pero vecinos advierten que tampoco se ha visto a personal de Hidrobolívar o de la gobernación de Bolívar o de la Alcaldía de Heres, tratando de solventar este problema”, señaló.

En este sentido, Lanz indicó la prioritaria necesidad de solventar los problemas técnicos de la Estación de Rebombeo del Porvenir y el iniciar un programa de descontaminación de las áreas afectadas, “el problema es más complicado que el simplemente cerrar las puertas del Jardín Botánico”, agregó.

Para el ecologista, la falta de una gerencia eficiente y preocupada en el Jardín Botánico, sumado a un enorme vacío en las políticas públicas en materia ambiental a nivel regional y local, hacen que situaciones como éstas no sean atendidas con la prontitud y eficiencia que se debe, “más cuando se pone en juego la salud de comunidades enteras en la capital de la entidad”, agregó.

De igual forma, Lanz llamó la atención sobre la posibilidad que la temporada de lluvias se adelante “o que simplemente caiga un lluvia aislada en la ciudad; se imaginan el desastre ambiental y de contaminación para los vecinos de La Alameda y los estudiantes de la UNEG?, por citar los afectados más inmediatos”, destaca.

El director del CIEV hace un llamado a Hidrobolívar, al secretario de Ambiente de la Gobernación de Bolívar y al director de Ambiente de la Alcaldía de Heres para que prioricen las acciones para corregir la inundación y descontaminar las áreas afectadas, en aras de prevenir enfermedades infectocontagiosas y respiratorias en los bolivarenses y evitar una crisis en materia de salud pública. 

Publicidad
Publicidad