Publicidad
Portada

    

Murió de varias puñaladas tras abrir la puerta a su asesino

Miércoles, 5 Abril 2017 - 3:38pm
Sucesos
Guayana
Bladimir Martínez Ladera

Ciudad Guayana.-Adrián Alberto Giordano, se hallaba descansando cuando tocaron en reiteradas oportunidades el portón del local en donde laboraba, se cree que la víctima abrió la puerta a los sujetos y estos ingresaron al negocio para luego darle varias puñaladas y cargar con dos computadoras y rollos de cables.

El crimen ocurrió en el taller Electromatic, ubicado en zona industrial Unare II, Puerto Ordaz, a pocos metros del edificio de Inviobras. Se presume que la incursión se realizó pasadas las doce del medio día del miércoles, en tanto que el hallazgo del cadáver aconteció después de las dos y media de la tarde.

Adrián, quien tenía más de cinco años laborando en la mencionada empresa y era asistente de la gerencia, oyó que golpearon varias veces la puerta del establecimiento, igual escuchó que lo llamaron por su nombre, creyó que podía ser el dueño del local, por temor enseguida marcó su número para comunicarse con él, vía telefónico, el propietario de la empresa le pidió que no abriera.

Todo trascurrió bien, hasta que el empresario acudió a su oficina, halló todo desordenado y el cuerpo sin vida de su empleado con varias heridas punzo penetrantes. El joven, aparentemente estaba descansado en la parte de arriba del negocio, en donde quedaron rastros de sangre, se cree que la pelea y ataque comenzó en este sitio y culminó en la parte de abajo.

Existen sospechas que pudieron ingresar al local dos sujetos, sólo se llevaron dos computadoras y rollos de cables, el teléfono celular no aparece.

A la escena del crimen se hizo presente una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, para hacer las pesquisas correspondientes. Sabuesos de la policía judicial no descartan que sean personas conocidas los involucrados en dicho asesinato.

Las heridas que sufrió Adrián, resultaron mortales. Su atacante le propinó cuchilladas en la cabeza y zona abdominal, a pesar que se arrastró por el suelo mortalmente herido, no pudo llegar afuera del negocio para pedir auxilio.

Publicidad
Publicidad