Publicidad
Portada

    

Iglesia católica pide diligencia en investigación de fosa hallada en cárcel

Lunes, 20 Marzo 2017 - 10:21am
Nacional
Nacional

Caracas.- La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) pidió este viernes a las diferentes instancias del Estado ser "diligentes" en las investigaciones sobre lo sucedido con los 14 cadáveres hallados el pasado 9 de marzo en una fosa de la antigua Penitenciaría General de Venezuela (PGV).

"Solicitamos al Poder Público Venezolano en sus diferentes instancias se aboque urgente, diligente, efectiva y sin retardo a las investigaciones pertinentes que conduzcan al esclarecimiento de la verdad", dice la CEV en un comunicado publicado en su página de la red social Facebook, según Efe.

Hace una semana la ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Valera, informó que habían sido encontrados restos humanos enterrados dentro de la PGV.

Dos días después, el Ministerio Público (MP) comunicó que se encontraba realizando investigaciones y que "hasta los momentos se han recuperado 14 cadáveres, de los cuales nueve tienen sus cráneos".

Este suceso ha sido calificado por la CEV como un "terrible descubrimiento" al señalar que el hecho "traduce la vulneración a derechos fundamentales como la vida, y la presunción de penas, torturas y tratos crueles e inhumanos y degradantes".

En ese sentido, la Iglesia católica pide al Ministerio del Servicio Penitenciario "garantizar la integridad y la dignidad de los privados y privadas de libertad, para que no se repita una lamentable tragedia como esta".

La CEV también pide a la sociedad venezolana que exija a las autoridades "la garantía de los derechos humanos de las personas privadas de libertad" y exhorta a orar por ellos.

La PGV, ubicada en el céntrico estado Guárico, fue desalojada el pasado 28 de octubre atendiendo a un plan de pacificación que impulsa el Estado y con ese proceso se empezaron a hallar restos humanos en esa cárcel y, según indicaron entonces otros presos de la institución, en el sitio habría varias fosas comunes.

La ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) ha denunciado el hacinamiento de los centros de reclusión del país, tanto cárceles como calabozos estatales y municipales, que albergan aproximadamente a 85.000 personas, y que ha degenerado en el incremento de la violencia.

Publicidad
Publicidad