Publicidad
Portada

    

Muerte de sindicalista de la construcción continúa impune en La Esperanza

Viernes, 17 Marzo 2017 - 10:03am
Sucesos
Guayana
Redacción NPG

Ciudad Guayana.-Sigue sin resolverse el homicidio de Yendy Tirson González, quien falleció tras recibir varios disparos, efectuados por delincuentes que llegaron en un vehículo Toyota Corolla de color azul, placas AA977LX. Este suceso aconteció en la calle 5-A de La Esperanza, San Félix, hace más de dos meses y aún los delincuentes se desplazan libremente por las calles del centro de San Félix.

Tres pistoleros se bajaron del auto antes descrito y se acercaron hasta su víctima para dispararle en reiteradas oportunidades. Testigos identificaron a “Tambo”, “Peluza” y “Calanga”, después que lograron su cometido huyeron y abandonaron el vehículo cerca del colegio José Félix Ribas de La Grúa.

A pesar que acusaron al trío de antisociales, hasta los momentos detectives del Eje Contra Homicidios de la policía judicial, no atrapan a los homicidas, sujetos que de acuerdo a afectados por su presencia, aseguran que se desplazan sin problemas por los alrededores del mercado municipal de San Félix.

“El Tambo”, dejó sin el pan a una familia, también a una mujer que tiene un tumor cerebral y se halla imposibilitada, su esposo era quien la cuidaba. Las razones por las cuales tirotearon a mansalva al dirigente de la construcción se desconocen, lugareños, aseguran que era un hombre trabajador y dedicado a su familia.

Este peligro delincuente lidera una banda integrada por más de 50 hombres que dirige y domina distintos sitios de San Félix, tales como La Grúa, La Esperanza, Las Palmitas, Jardín del Muelle y centro de San Félix.

Además, se pudo conocer que lo acusan de otros asesinatos ocurridos en las comunidades antes referidas. Residentes, piden que se haga justicia por el número de fallecidos que ha causado el mencionado antisocial que actúa de manera impune.

El confidente cuenta que “Tambo” y sus secuaces obligan a comerciantes y adjudicatarios del mercado a pagar vacuna, aquel que se niega proceden a saquear su establecimientos hasta llevarlo a la quiebra.

Los bandidos tienen antecedentes policiales, sin embargo, el brazo de la justicia no llega hasta estos pandilleros que atemorizan a pequeños comerciantes.

Víctimas de los mencionados malhechores, apuntan que ellos, descansan de las arremetidas del “Congo”, quien tenía su trinchera en El Hueco, ahora tienen que vivir en zozobra por la presencia de estos zagaletones que viven a expensas del más débil.

 

Publicidad
Publicidad