Publicidad
Portada

    

Alto Comisionado de la ONU destaca crítica situación de derechos humanos en Venezuela

Lunes, 15 Junio 2015 - 8:52am
Internacional
Omar Hernández (Internacionalista)

Este lunes comenzó en Ginebra la 29na sesión ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en la sede del ente multilateral en esta localidad suiza. El Consejo se halla compuesto por 47 países, incluyendo Venezuela y, se trata del órgano intergubernamental más importante del mundo sobre la materia y ha venido aumentando su relevancia en la compleja inclusión de los derechos humanos en la política internacional.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, aprovechó la ocasión durante su intervención ante el Consejo, para destacar los logros de las Naciones Unidas en 70º aniversario este año, sobre los derechos humanos, colocando sobre el tapete los alcances en materia de codificación e implementación de normas internacionales y nacionales así como el “despertar de la conciencia humana” en la realización de, por ejemplo, los derechos de la mujer.

Al Hussein sin embargo, lamentó que muchos de los Estados Miembros de la organización siguen ignorando sus obligaciones derivadas del Derecho Internacional. “Mejoras y regresiones chocan entre sí para oscurecer la certidumbre”, señaló. En su intervención, el Alto Comisionado habló entre otros casos, de la situación en Venezuela. “Estoy seriamente preocupado por la legalidad y condiciones de quienes han sido detenidos por ejercer pacíficamente la libertad de expresión y de asociación”, declaró.

Del mismo modo, exigió la “liberación pronta e incondicional” de dichos detenidos y subrayó que la preocupación del ente mundial se ha incrementado en virtud de “la huelga de hambre que algunos llevan desde hace varias semanas”. “También nos preocupa el acoso, las amenazas y la descalificación pública que padecen los defensores de los derechos humanos, en especial quienes viajan al extranjero para brindar testimonio a (los órganos de derechos humanos de) las Naciones Unidas y los mecanismos regionales de derechos humanos”, añadió Al Hussein.

El Alto Comisionado reiteró que su despacho “continúa disponible para comprometerse con la autoridades y otras partes interesadas, con el fin de asegurar que los derechos humanos de todos los venezolanos sean respetados, y así definir una vía positiva hacia adelante”. Al Hussein se refirió a otros dos países latinoamericanos, Colombia y Bolivia. Sobre el primero, indicó que “pese a recientes hechos de violencia” el proceso de diálogo entre el Ejecutivo de ese país y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia debe continuar para una “paz duradera”. Criticó también, la legislación vigente en Bolivia, que permite que niños de hasta 12 años edad puedan trabajar.

Reacciones en la sesión

En respuesta a las declaraciones del Alto Comisionado, la representante de la delegación de Cuba, insistió en el “incondicional apoyo y el de nuestro pueblo a la Revolución Bolivariana, al gobierno legítimo del presidente Nicolás Maduro y al heroico pueblo venezolano”. “Nadie tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de un Estado”, agregó la diplomática cubana al rechazar la referencia hecha a Venezuela de parte de Al Hussein.

Aunque también intervinieron durante la sesión las delegaciones de El Salvador, Argentina, Paraguay, Brasil, Bolivia y México, éstas no hicieron referencia alguna a Venezuela.  Empero y como era de esperarse, la representación venezolana sí lo hizo. “El Estado venezolano garantiza el pleno ejercicio de los derechos humanos”, aseveró el embajador Jorge Valero. “Venezuela es paradigma de tolerancia política (…) todos expresan con libertad sus opiniones (…) nadie ha sido ni  es perseguido por sus ideas”, agregó el representante permanente de Venezuela.

Valero aseguró que “manifestar pacíficamente y sin armas es un derecho político consustancial al ejercicio democrático” pero, al hablar en concreto de los señalamientos hechos por el Alto Comisionado, expresó que en el marco del “intento de golpe de Estado” que a su juicio tuvo lugar el año pasado y de lo que calificó como “violencia terrorista” (sic), “un reducido número de personas está a la orden de los tribunales y se les imputan delitos graves tales como asesinatos y destrucción de bienes públicos y privados”, pese a lo cual “se les garantiza el derecho a la defensa y al debido proceso”.

Según el diplomático venezolano, existe una “nefasta campaña de descrédito internacional” contra el país, que ha sido “financiada con ingentes recursos del extranjero”, y en la que en su criterio, también participan algunas organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos humanos pese a lo cual dichas organizaciones “también disfrutan de todas las libertades”.

El jefe de la delegación venezolana, manifestó que el Estado “ha proporcionado a la Oficina del Alto Comisionado toda la información necesaria con pruebas irrefutables”, por lo que rechazó el “sesgo” en la intervención de Al Hussein ante el Consejo de Derechos Humanos.  “Se tergiversa la realidad de Venezuela”, dijo Valero, quien a su vez señaló que el Alto Comisionado de este modo “se aleja del diálogo genuino y la cooperación con los Estados”. “El tema de los derechos humanos debe ser tratado de forma objetiva e imparcial”, sentenció.

Otras preocupaciones

El Alto Comisionado al referirse a la situación del presidente sudanés Omar al Bashir, quien se encuentra de visita en Sudáfrica, llamó a este último país a cooperar con la Corte Penal Internacional, ente judicial que emitió una orden de arresto contra su persona. “La turbulencia política, la represión, la violencia y la guerra, se han expandido tanto que pone a millones de personas en todo el mundo en el riesgo de buscar seguridad para salvaguardar sus vidas”, manifestó Al Hussein, al hablar de la crisis migratoria reciente en Europa y Asia.

Al Hussein lamentó también lo que ocurre en Siria tras más de cuatro años de conflicto armado. “Allí la situación es como vivir una película de terror”, dijo, puntualizando el sufrimiento en particular, de los menores de edad. Destacó por otro lado su preocupación respecto de las hostilidades en otros países árabes, tales como Libia, Yemen, Somalia, Bahrein y en los territorios palestinos ocupados por Israel.

También hubo referencias ante la situación en Burundi -tras las protestas contra la intención del actual mandatario de postularse a un nuevo mandato-, los “actos horrorosos” cometidos por el grupo terrorista ‘Boko Haram’ en Nigeria, y las múltiples violaciones de derechos humanos de parte de las milicias separatistas prorrusas en el este de la ex república soviética de Ucrania.

¿Qué hace el Consejo de Derechos Humanos de la ONU?

Según la resolución 60/251 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que le dio origen, el Consejo debe “promover el respeto universal por la protección de todos los derechos (…) ocuparse de las situaciones en que se violen los derechos humanos, incluidas las violaciones graves y sistemáticas, y hacer recomendaciones al respecto (…) [y] promover la coordinación eficaz y la incorporación de los derechos humanos en la actividad general del Sistema de las Naciones Unidas”.

Publicidad

Publicidad