Publicidad
Portada

    

Trabajadores del sector aluminio llaman “irresponsable” a Marcano y solicitan “urgente” reunión con nueva presidenta

Lunes, 11 Septiembre 2017 - 10:04am
Laboral
Elías Rivas

Dirigentes sindicales del sector aluminio manifestaron una vez más su preocupación en relación a las cláusulas acordadas en la convención colectiva hace un año y que hasta la fecha no se han aplicado.

José Hidalgo, presidente del sindicato de profesionales de Venalum (Sutrapuval), presentó ante esta sala de redacción una carta remitida a la nueva presidenta de la Corporación del Aluminio, Mayerlin Romero, recibida en su despacho el 8 de septiembre a las 2:40 de la tarde, con el fin de concretar una reunión con carácter de urgencia, en vista de las deudas pendientes que dejó el presidente saliente –ahora constituyente- Ángel Marcano.

Según la carta, es de suma importancia tratar temas como: Aplicación del nuevo flujo grama salario normal, unificación de criterios en cuanto a cláusulas comunes, apoyo educativo, seguro financiero, fiesta del 1º de mayo para los trabajadores y aplicación del nuevo tabulador, establecido en el acto final del a convención colectiva.

Este último punto, Hidalgo lo consideró el más importante pues, según relató, ha sido tema de soborno para conseguir con esto afectos a los candidatos sindicales de la preferencia patronal.

Hidalgo asegura que el ex presidente de Corpoalum utilizó la cláusula de tabulador para proselitismo político y así conseguir adeptos a Pedro Perales.

“Él (Marcano) fue a los portones (de Venalum) a decir que el tabulador ya estaba firmado y se aplicaba el último de agosto y fue falso. Ahora lo cambian y se va con la cabuya en la pata, dejó todo esto pendiente”, denunció el trabajador.

En ese sentido no dudó en calificar a Marcano de “irresponsable”, al tiempo en que hizo un llamado a Mayerlin Romero para que le dé fiel cumplimiento a lo que está establecido en el acta final de la convención colectiva.

De no ser así, “tomaremos acciones contundentes”.

Y agregó: “No queremos hacerle daño a nuestras empresas, pero ellos no saben el daño que le están haciendo a los trabajadores y a sus familiares”, sentenció.

Por su parte, Ramón Espino, secretario general de Sutracarbonorca, siguiendo las denuncias de Hidalgo, manifestó también su preocupación en cuanto al ajuste salarial decretado por el Ejecutivo Nacional, el cual se debe aplicar con retroactivo del 1 de septiembre en todas las tablas salariales.

Espino recordó que, según la convención colectiva, toda vez que el Ejecutivo haga este ajuste, el sector aluminio le corresponde un 16,5 % por encima de lo decretado, sin embargo, esperan que este incremento se haga con el nuevo tabulador.

“No queremos que se apliquen las tablas viejas sino lo acordado en el acta final”, insistió.

Sobre rumores que corren en los portones de la empresa que apuntan a que el sector aluminio, en realidad, no tiene dinero para pagar nuevo tabulador, Espino señaló que, de ser así, sería una irresponsabilidad y una burla para el trabajador pues, Marcano antes de hacer promesas salariales, debió tener previsto estos recursos en alguna partida presupuestaria.

“Marcano es un irresponsable por haberse ido de la zona, nos engañó y causó en el sector más preocupación, prometiendo que aplicaría el tabulador luego de elecciones sindicales y no lo hizo”, enfatizó.

“Ya se aproxima la fecha de corte de utilidades, si no tenemos el nuevo tabulador, vamos a cobrar con salario viejo y esto –sin duda- afecta a todos los trabajadores e incrementa el pasivo laboral que se vine arrastrando desde el 1 de junio (…) Debe existir responsabilidad directa sobre el manejo de estas empresas y los acuerdos entre patrono y trabajador”, acotó.

Para finalizar, Omar Espinoza, secretario general de Supco, no quiso pasar por alto recordar a Mayerlin Romero, la “gran responsabilidad” que tiene al asumir la presidencia de Corpoalum y espera que en su gestión dé por solventado este conflicto laboral que viene arrastrando tres meses de retroactivo por la no aplicación del tabulador y un año de deudas contractuales al ignorar las cláusulas acordadas en la convención colectiva única.

 

 

Publicidad
Publicidad