Publicidad
Portada

    

Represión de la GNB con gas lacrimógeno se impuso otra vez en Guayana

Jueves, 20 Abril 2017 - 10:04pm
Política
Guayana
Elías Rivas

Aun cuando la participación de los guayaneses este 20 de abril no fue tan contundente como la del miércoles 19, quienes atendieron el llamado a marchar este día, recibieron –una vez más- su cuota del llamado Plan Zamora.

La concentración de este jueves inició sobre las 10 de la mañana en el punto acordado: centro comercial La Churuata; allí la directiva de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ofreció a los medios de comunicación presentes, un balance de las manifestaciones registradas en el estado Bolívar el día el miércoles, considerando las jornadas en cada municipio como “extraordinarias”.

“La mamá de las marchas se dio en Bolívar y fue un triunfo nunca visto”, agregó el secretario regional de la MUD, diputado Freddy Valera.

MUD reiteró llamado a todos los gremios para trabajar juntos y reconoció la labor de los estudiantes

 

Por su parte, el también parlamentario a la Asamblea Nacional, Rachid Yasbek, aseguró que el país va rumbo a su democratización, al tiempo en que pidió a la población de Guayana estar atenta a las redes sociales, vía por donde estarán informando acciones a seguir.

El secretario municipal de la MUD, Dick Souki, una vez concluida las palabras de cada dirigente político presente en la concentración, decidió –en consulta con la ciudadanía- marchar hasta el Palacio Municipal, pues querían asistir a la presentación de los 74 detenidos en la protesta del miércoles.

Sin embargo, este objetivo no fue alcanzado debido a que pocos metros del Paseo Caroní, saliendo de la urbanización La Querencia, un piquete militar de la GNB, de manera sorpresiva, sin ser ni siquiera provocado por los manifestantes, inició el ataque lanzando bombas lacrimógenas, lo que causó la dispersión de quienes marchaban pacíficamente por esta zona.

Momento en que la GNB arremete contra manifestantes con bombas lacrimógenas

 

Algunos corrieron hacia los edificios de La Churuata, mientras otros se resguardaron en casas de vecinos que, de manera muy solidaria, abrieron sus puertas, aun cuando manifestaron sentir temor que los efectivos militares fuesen a allanar sus viviendas o arremetieran contra ellas con gas lacrimógeno.

“Situaciones como esas, han ocurrido en episodios anteriores”, comentó una señora que albergó al equipo reporteril de este medio de comunicación, quien también sufrió la arremetida militar.

Pese a esta demostración de la pérdida de tolerancia frente a las manifestaciones por parte de la GNB, y una violación flagrante al artículo 68 de la Constitución, el cual establece el derecho a la manifestación de manera pacífica y sin armas, estudiantes continuaron en los alrededores del centro comercial La Churuata, expresando categóricamente su rechazo al gobierno de Nicolás Maduro.

Publicidad
Publicidad