Publicidad
Portada

    

Pacientes en Bolívar “condenados a morir” por crisis hospitalaria y escasez de medicinas

Jueves, 8 Junio 2017 - 3:13pm
Ciudad Bolívar
Comunidad
Elías Rivas
eliasrivas@nuevaprensa.com.ve

El drama de la salud pública se recrudece en el estado Bolívar, en medio de la indiferencia e inacción del gobierno venezolano por mejorar la crisis sanitaria del país. Así lo plantearon este jueves un nutrido grupo de médicos especialistas, quienes infirieron en que si esta entidad fuese un paciente, lo más seguro es que se encontrara en terapia intensiva.

Los hospitales padecen déficit de insumos,  materiales y equipos. Enfermos de cáncer mueren buscando tratamientos y medicinas que el gobierno no facilita y para empeorar la situación, epidemias como el paludismo –erradicada hace décadas- resurgen con más brío azotando al estado, sobre todo en parroquias rurales.

Así lo confirmó Alberto Cabello, médico oncólogo e internista del Hospital Universitario Ruíz y Páez, quien en rueda de prensa desde el Colegio de Médicos en Ciudad Bolívar, expresó su impotencia y frustración al no poder garantizar la vida de un paciente, debido a la escasez de insumos que abruma a todo el país.

Médicos del estado Bolívar denunciaron crisis hospitalaria en el Hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar

 

Hospitales en decadencia

Cabello reiteró la grave situación en materia de salud pública, motivo que lo ha hecho sumarse a los galenos que hoy alzan su voz en modo de protesta, “porque no podemos seguir siendo cómplices de la situación tan grave que están viviendo todos los hospitales del país. Nuestros pacientes están muriendo”, dijo.

Denunció que hospitales de Bolívar no cuentan con el servicio de agua, tampoco con insumos médicos ni equipos. “La salud de este país es una salud privada. El paciente tiene que comprar desde las jeringas hasta los analgésicos. El único quirófano que funciona en el Hospital Ruíz y Páez está minado de moscas, cucarachas y aguas negras. No hay un área que esté funcionado de manera salubre y correcta”, expresó.

“Se está tratando de hacer una medicina que es peor que la medicina de guerra, porque operar un paciente en un quirófano lleno de moscas, donde hay cucarachas, aguas negras y no hay agua para lavarse las manos, es terrible”, acotó.

Cabello lamentó que en los actuales momentos es imposible garantizar la vida a bebés prematuro que nazcan en hospitales de la región, “están muriendo por procesos infecciosos o porque no hay como cubrir tratamientos con antibióticos”, señaló.

Algunos pacientes corren con la peor suerte de ser atendidos en el suelo

 

Testimonio que corroboró la doctora Ángela Hernández, nefrólogo pediatra, adjunto a la unidad de Diálisis del Hospital Ruiz y Páez del estado Bolívar.

“No tenemos insumos médicos, ni equipos ni medicinas. Tampoco antibióticos. Los trasplantes en Venezuela fueron suspendidos indefinidamente, al igual que suspendieron las diálisis peritoneales. Tenemos muchos pacientes graves a punto de fallecer por esto”, indicó la doctora.

Sobre la infraestructura hospitalaria, Hernández ratificó que las condiciones son deplorables. “nos están comiendo las moscas. Las tenemos en los quirófanos, en la Emergencia, en el edificio. Meses sin contar con agua en el hospital ni para lavarnos las manos”.

Ambos enviaron un mensaje a la ciudadanía y al gobierno central.

“Queremos que entiendan que el médico está dispuesto a trabajar por los pacientes, pero no tenemos cómo hacerlo”, enfatizaron.

Condiciones insalubres en baños 

Condiciones de baños del Hospital Ruiz y Páez

Pacientes con cáncer

Aun cuando el Estado venezolano no hace pública las estadísticas sobre cáncer desde hace más de seis años, lo que impide –sin duda- que se desarrollen políticas eficaces, la Sociedad Anticancerosa de Venezuela registró el año pasado 51.945 casos de cáncer y 25.674 fallecieron a causa de esta enfermedad, lo que significó un incremento de 3,25% con respecto a 2015.

De igual manera, realizó un estudio denominado Pronósticos de mortalidad e incidencia de cáncer en el país, el cual arrojó que este año la tasa de mortalidad por cáncer en Venezuela aumentará 11%, es decir, un aproximado de 26.500 muertes por cáncer y un promedio de 53 mil casos nuevos.

Esta es la segunda causa de muerte a escala nacional.

De acuerdo con la explicación del oncólogo, Alberto Cabello, 75% de sus pacientes oncológicos están progresando en su enfermedad, por no conseguir los medicamentos necesarios para tratar el cáncer “y si lo hacen, en su mayoría son drogas vencidas”, acotó.

“El paciente corre el riesgo de colocarse una droga vencida, porque no tiene otra opción (…) Las unidades de radioterapia del país, en su mayoría, están paralizadas. Bolívar cuenta con solo una unidad pública en el Hospital Ruíz y Páez que cubre, no solo la demanda de esta entidad sino de estados cercanos como Monagas, Anzoátegui y Amazonas.

Condiciones de las habitaciones para pacientes no son las más óptimas

 

Sentencia de muerte

“Tenemos una sentencia de muerte en toda Venezuela”, dijo el Galeno entrevistado pues, aunado a toda la situación antes expuesta, también recalcó el resurgimiento de enfermedades erradicadas hace más de 70 años y que hoy azotan a gran parte de la población bolivarense.

“El paludismo. Esto realmente nos aterra, porque hay, incluso, paludismo intrahospitalario, es decir, a través de transfusiones sanguíneas. Eso es grave y tampoco hay medicamentos para tratarlo”.

“Pacientes con diagnóstico de malaria están en las calles buscando como conseguir el tratamiento, aun de forma bachaqueada. Estamos colocando antibióticos que no son de primera línea para tratar el paludismo y esto lo que va a traer como consecuencia es que el parásito tenga más resistencia y cuando lleguen las drogas necesarias, el parásito será mucho más resistente y esos medicamentos serán inefectivos”, afirmó.

Los galenos precisaron casos de muerte de mujeres embarazadas en hospitales de la región, situación que también enciende las alarmas, pues en 2015 registraron 6 casos y para 2016 incrementó a 16. “Eso demuestra lo grave de la situación”, coincidieron.

(Leer también ) Médicos en Guayana también protestaron por falta de medicamentos para atacar el Paludismo y otras enfermedades

 

Llamado de alerta

Es importante acotar que este año el Ministerio para la Salud divulgó los boletines epidemiológicos de 2016, luego de dos años de opacidad sanitaria, en el que reveló cifras de 11.466 neonatos que murieron durante todo el año pasado, lo que significa un 30,12% más de las muertes registradas en el año anterior.  Mientras que  el acumulado anual hasta la semana 52 de mortalidad materna es de 756, con un incremento del 65,79% de defunciones en comparación con el año anterior.

Días después el Presidente Nicolás Maduro ordenó la destitución de quien era titular para ese momento de la cartera de Salud, Antonieta Caporale y en su lugar, colocó a Salerfi López Chejade.

En tal sentido, los médicos hicieron un llamado a la ciudadanía venezolana a “luchar” en conjunto para rescatar el sistema de salud en Venezuela, además un exhorto al gobierno nacional para que permita la apertura de un canal humanitario.

 

 

Publicidad
Publicidad