Publicidad
Portada

    

En Emergencia 171 se mantienen de “brazos caídos” aun cuando Gobernación prometió atenderlos

Lunes, 10 Abril 2017 - 2:36pm
Laboral
Elías Rivas
eliasrivas@nuevaprensa.com.ve

Trabajadores de Emergencia 1-7-1 Bolívar sostuvieron la mañana de este lunes un encuentro con representantes de la Gobernación, donde expusieron las calamidades que enfrentan a diario para realizar sus labores, así como la deuda que tiene la institución con sus empleados, en cuanto a beneficios salariales.

Por parte de Francisco Rangel Gómez, estuvo el secretario de Política de la Gobernación, Horacio Alarcón, quien frente a más de 300 trabajadores prometió servir de “puente” para que la masa obrera pueda reunirse con el Jefe Regional. Así lo indicó Andray Díaz, trabajador de Emergencia 171 desde hace ocho años.

Díaz explicó que durante la Asamblea de Trabajadores, Alarcón pidió disculpas en nombre de Rangel Gómez, en vista de la situación por la que estaban atravesando, según, dijo que la desatención obedece a la prioridad que le han dado a la inauguración de la Plaza Bicentenaria Batalla de Chirica en el marco del bicentenario de la Batalla de San Félix, además de la situación política que está enfrentando el país.

Espera que cuando esto pase, sea el propio gobernador quien atienda las exigencias de los trabajadores del 171, al igual que el resto de las instituciones adscritas a la Gobernación.

Díaz detalló que el reclamo de todos sus compañeros se debe al incumplimiento del ajuste salarial decretado por el presidente Maduro en enero. Aun cuando esta quincena –después de la manifestación de calle realizada el 6 de abril- recibieron el pago justo, aún se debe el retroactivo de enero, febrero y marzo.

El trabajador recalcó que están trabajando “con las uñas”, cuentan con una sola unidad de ambulancia para estrictas emergencias que pueda ocurrir en la ciudad, entre ellas arrollamientos, accidentes de tránsito con víctimas y otros hechos fatales.

De igual manera, denunció al Sindicato de Empleados de la Gobernación (Sureb), que integra a trabajadores dependientes del Ejecutivo regional, por no “defender” los beneficios de sus afiliados y no afiliados.

Díaz insistió en que los trabajadores “se sienten desamparados” en cuanto a representación sindical.

En ese sentido, extendió la invitación a los trabajadores de la Gobernación a que se sumen a la protesta, reclamen sus derechos laborales y exijan una nueva junta directiva en Sureb.

En ese pronto encuentro con el Gobernador, esperan entregar un pliego de peticiones en beneficio de todos los empleados gubernamentales.

Mientras esa reunión no se lleve a cabo, se mantendrán de “brazos caídos”. 

Publicidad
Publicidad