Publicidad
Portada

    

Diputada Delfín: Afectaciones por inundaciones en Bolívar pueden agravarse ante inacción de gobernación

Jueves, 10 Agosto 2017 - 8:02am
Ciudad Bolívar

La diputada a la Asamblea Nacional por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ligia Delfín, denuncia que más de 4 mil 800 personas, unas 1144 familias, están afectadas en el estado Bolívar por la crecida de los ríos Orinoco y Caroní, según un reporte de Protección Civil. Detalla que los municipios afectados son Caroní, Sucre y Heres.

Para Delfín, quien también es dirigente de Voluntad Popular, “el gobierno regional ha prestado poca atención a la situación, la cual se ha generado por la apertura tardía de las compuertas de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, conocida como Guri, lo que ha ocasionado que se llenen las represas de Macagua y Caruachi, las cuales tuvieron que ser aliviadas, inundando a los sectores cercanos”.

“En 30 años no habíamos visto una situación similar con los ríos. El año pasado el estado Bolívar estaba atravesando la mayor sequía de la historia por el fenómeno de El Niño y ahora en el embalse de Guri se ha sobrepasado los niveles, esto debido, según han dicho los expertos, que es a causa de que no se hicieron los trabajos correctos cuando se presentó la crisis en 2016”, dice la legisladora.

Lamenta que a los afectados solo se les atienda cuando el gobernador Francisco Rangel Gómez quiere hacer un show político. “En una visita el fin de semana pasado a los refugio de la parroquia Cachamay en Caroní, Rangel solo llegó 9 colchones, algunas cajas de agua y afiches para hacer propaganda política”, critica.

Menciona que los afectados aún no saben cuál es la magnitud de los daños en sus hogares, ya que tienen que esperar que bajen las aguas para, junto a las autoridades, determinar si sus viviendas siguen siendo habitables.

“La poca inacción del gobierno regional puede generar mayor afectaciones, además se acerca el inicio del año escolar y la mayoría de los albergues son escuelas que deberían estar siendo refaccionadas para recibir a los alumnos”, apunta Delfín.

Por ello, exhorta al mandatario regional a dar respuestas efectivas a la población que “sufre los impactos de las faltas de mantenimiento y adecuaciones a Guri y las represas”.

Otros problemas

Delfín teme que las inundaciones agrave la crisis sanitaria que hay en el municipio Caroní, con la basura y el brote de enfermedades.

“Tememos que se el brote de paludismo y otras epidemias que han afectado a los ciudadanos en los últimos meses se agrave. Para nadie es un secreto que días atrás las protestas eran por medicamentos para atender el paludismo, ahora son para exigir repuestas ante las anegaciones en varios sectores. Qué van a esperar, que la crisis se agrave o es lo que quieren para hacer campaña política, porque esto es lo que le gusta al gobierno”, agrega. (Prensa Voluntad Popular Bolívar)

Publicidad
Publicidad